Diez bicicletas para treinta sonámbulos

Una bicicleta es un instrumento musical que, por casualidad, también sirve para desplazarse.

Uno se morirá sin haber resuelto el enigma de dónde reside el secreto de la bicicleta; si es en los radios, el manillar, la cadena, el sillín, o dónde… A uno le tienta pensar que quizá su alma esté en los huecos, en la nada, en ese aire que circula entre las piezas, abanicándolas, y en cómo esa suma de palancas, gomas y tubos precariamente ensamblados se las arregla bastante bien para encajarse y desencajarse carretera adelante y producir, pese a todo, una cinta, un discurso, una máquina de coser y descoser historias.

La bicicleta es un vehículo movido por el deseo, cuyo motor son los sueños. Lo que impulsa la bicicleta son las ganas de montar en bicicleta, y nada más.

Eloy Tizón

118-295-large

     Sinopsis: Con motivo de su décimo aniversario, Demipage ha invitado a treinta grandes autores de la escena literaria nacional a subirse en su velocípedo y pedalear junto a ella a lo largo de este libro de relatos. Treinta historias inéditas de autores como Antonio Muñoz Molina, Luis Landero, Andrés Neuman, José Ovejero, Santiago Auserón y un largo etcétera de escritores referenciales de este país que comparten escenario con otros que tienen por delante una prometedora carrera literaria, como Juan Gracia Armendáriz, Guillermo Aguirre o Sara Mesa. Una fantástica combinación destinada a todos los amantes de la literatura.

     La bicicleta, símbolo de la editorial, es el objeto recurrente que aparecerá en todas las historias. De manera que a lo largo de estas páginas tendremos la oportunidad de conocer a bicicletas holandesas, africanas, urbanas, rurales, filósofas, enamoradas, con y sin ruedines, que representan temas tan diversos como el desamor, el sexo, el paso del tiempo, el azar, la madurez, el coraje o la incertidumbre.

     Hace poco, un amigo nos pidió consejo sobre qué libro sobre ciclismo comprar, teniendo en cuenta que, según él mismo confesó, no es muy aficionado a la lectura. La respuesta fue casi inmediata: Una recopilación de textos de diversos autores, porque así el acierto está asegurado. Habrá historias que nos gusten más o menos, pero siempre alguna será merecedora de buscarle sitio en nuestra biblioteca.

     “Cuentos de ciclismo” de Luis Martínez de Mingo, hubiera sido una buena elección, pero la reciente publicación de “Diez bicicletas para treinta sonámbulos” era la excusa perfecta. Ya sólo por el magnífico prólogo de Eloy Tizón merece la pena hacerse con él.

     Son treinta textos nacidos de la pluma de otras tantas personalidades distintas; unos son autores reconocidos pero de otros no teníamos referencia alguna. En unos la bicicleta será protagonista absoluta, en otros no deja de ser más que un mero elemento de atrezzo. Hay historias urbanas, cosmopolitas, de acción, de suspense… hay bicicletas serias y otras alegres, ruedas pequeñas y grandes; hay poesía y apocalipsis; hay culos perfectos y está el Bicicielo. Y está “Verano Azul”, por supuesto…

     En definitiva: Hay en estas treinta historias… bicis, muchas bicis.

“Hemos dado muchas vueltas para volver al principio… Entonces quizá hayamos avanzado algo”

La máquina del absurdo  de Catherine François y Santiago Auserón

¿Te interesa este libro?

Ahora lo puedes comprar cómodamente AQUÍ en la biciclibrería ambulante de La Biciteca, y te lo enviamos a casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s