Amor por el ciclismo

     Esta semana nuestro libro recomendado ha sido “Contrarreloj” de Eugenio Fuentes, por ahora última entrega de la saga protagonizada por el detective Cupido. Y este personaje, en unas pocas frases, motiva el amor que toda una generación sentimos por este deporte.

contrareloj

“Además de por su práctica, el ciclismo le gustaba tanto porque era el más alejado del fanatismo y de la violencia. Hasta ahora nunca había sido un reducto de ultras ni de barras bravas ni de skins, ni había servido de pantalla para organizaciones nazis o racistas. Los aficionados que invadían las cunetas de los puertos aplaudían con entusiasmo la llegada de sus ídolos, pero no insultaban a los rivales, no los agredían, no les lanzaban a la cabeza monedas ni mecheros ni botellas de agua congelada. Animaban a todos, al margen del equipo o del país al que pertenecieran, respetaban su sacrificio y admiraban el terrible esfuerzo que suponía escalar aquellas montañas gigantes, no los abucheaban mientras agonizaban sobre sus bicicletas. Valoraban la gratuidad del espectáculo, que no se desarrollara en un estadio o en un recinto cerrado, sino en carreteras al aire libre. Y apreciaban los nobles detalles de la tradición: el dinero que ganaba cada corredor en la carrera se guardaba en una bolsa común que, al terminar la prueba, se dividía en diez partes iguales: una para cada uno de los nueve ciclistas del equipo, al margen de su rendimiento, y la décima para repartirla entre los mecánicos y los auxiliares”

     ¡Viva el ciclismo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s